Target informó que despidió a un empleado que había estado poniendo tarjetas con un mensaje de supremacía blanca, en paquetes de pañales que fueron enviados a clientes de todo el país, así como en paquetes de diversas tiendas de la famosa cadena.

“It’s ok to be white” (“Está bien ser blanco”, en español) se leía en la tarjeta laminada que el hombre colocaba dentro de los paquetes de pañales Pampers y Up & Up, en cuyo reverso incluía los links para sitios web supremacistas como Right Stuff, Daily Stormer y Traditionalist Worker Party.

Entre los que recibieron los paquetes, se encuentran padres de familia de Florida, Carolina del Norte, Virginia, Washington, Nueva Jersey y Tennessee, de acuerdo con el Daily Mail.

Pero también padres de familia hallaron las tarjetas en los pañales que compraron personalmente en la tienda, como fue el caso de Tad Russell, que descubrió uno dentro de una gran caja de Pampers que compró para su hija de tres semanas en un Target de Hixson, Tennessee.

“Los pañales vienen en estas dos grandes fundas de plástico. Saqué esas cosas y noté que algo salió y cayó. Y sé que a veces las empresas ponen cupones en cajas. Pero se cayó una nota laminada blanca y tenía algo impreso”, dijo Rusell al Daily Mail.

El hombre alertó a Target y a Pampers a través de Twitter de lo que encontró, y la tienda le respondió para disculparse y decirle que una investigación ya estaba en marcha.

Target dijo que identificaron a quien colocó los mensajes en las cajas de pañales y que esa persona ya fue despedida.

“Hemos identificado la fuente, y dado que esto es una violación de nuestras políticas y nuestro compromiso con la inclusión, se dio de baja al miembro del equipo”, dijo en un comunicado Joshua Thomas, portavoz de Target.

El mes pasado, la Liga Anti-Difamación dijo que recibió al menos dos quejas de individuos que descubrieron propaganda de supremacía blanca dentro de las cajas de pañales que ordenaron a Target.

La ADL dijo que se ha comunicado con la policía local y federal, así como con Target acerca de los incidentes.

Las leyes federales prohíben manipular un producto de consumo que se vende en el comercio interestatal, colocando o insertando a sabiendas cualquier escrito en el producto o en el contenedor del producto.

Fuente: Mundo Hispánico