El gobernador de California Jerry Brown otorgó el viernes, antes de la Pascua, el indulto a cinco inmigrantes que enfrentan una posible deportación. La decisión llega en medio de una batalla legal con la administración de Trump sobre las políticas liberales que tiene California en inmigración, reportó el diario The Sacramento Bee.

La clemencia ejecutiva es particularmente importante para los inmigrantes, ya que están siendo deportados por delitos menores ocurridos en el pasado, incluso si tienen el estatus de residentes legales. Al perdonar sus antecedentes penales, Brown elimina los motivos por los que podrían ser expulsados ​​del país, asegura el periódico.

Los cinco beneficiados son parte de la lista que considera un total de 56 indultos y 14 conmutaciones que el gobernador demócrata dio a conocer antes de las vacaciones del domingo. De acuerdo con la oficina de Brown, la mayoría fueron condenados por delitos relacionados con drogas u otros delitos no violentos.

“Estas son personas que han cambiado sus vidas y merecen una segunda oportunidad”, dijo Ingrid Eagly,  profesora de la Facultad de Derecho de UCLA y abogada de dos de los perdonados, a Sacramento Bee.

Los 5 inmigrantes perdonados por el gobernador, (según Sacramento Bee):

1. Francisco Acevedo Alaniz

Fue condenado por robo de vehículos en 1997 y cumplió cinco meses en prisión y 13 meses de libertad condicional. En su solicitud de clemencia, informó que estaba activo en su iglesia y voluntario en un programa de deportes para jóvenes.

 

2. Sergio Mena

Sentenciado en 2003 por posesión de una sustancia controlada para la venta y cumplió tres años de libertad condicional.

 

3. Daniel Maher

Maher se mudó legalmente a California desde Macau cuando tenía 3 años, según KQED, pero nunca solicitó la ciudadanía y perdió su residencia cuando fue sentenciado en 1995 por secuestro, robo y uso de arma de fuego. Cumplió cinco años de prisión, antes de ser liberado temprano por buena conducta y tres años en libertad condicional. Maher ahora supervisa el programa de reciclaje en la acera en Berkeley y ha sido reconocido por la ciudad para entrenar a jóvenes en riesgo para empleos. Fue detenido, pero no deportado, por ICE en 2015.

 

4. Sokha Chhan

Se encuentra bajo la custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas, pendiente de deportación a Camboya. Llegó a Estados Unidos a los13 años para escapar del régimen del Khmer Rouge y ha vivido aquí durante 35 años. Chhan fue sentenciado en 2002 por infligir lesiones corporales a un cónyuge y amenazar con un crimen con la intención de aterrorizar, ambos delitos menores. Sirvió tres años de libertad condicional y 364 días en la cárcel. En su solicitud de clemencia, uno de sus cinco hijos, a quien Chhan crió como padre soltero, escribió que le había mostrado “lo que significa ser un individuo amoroso e independiente”.

 

5. Phann Pheach

Nació en un campamento de refugiados en Tailandia y llegó a EE.UU. con un año de edad, según una cuenta de GoFundMe establecida por su esposa. Pheach fue condenado en 2005 por la posesión de una sustancia controlada para vender y obstruir a un oficial de policía. Sirvió seis meses en prisión y 13 meses en libertad condicional. Pheachfue detenido por el Departamento de Seguridad Nacional (ICE, por sus siglas en inglés) y enfrenta un proceso de deportación a Camboya, “un lugar que nunca conoció”, escribió su esposa en la página de recaudación de fondos para su defensa legal. “Él es el pegamento que mantiene unida a su familia”, agregó. “Me estoy desmoronando sin mi esposo, con quien he estado por más de 10 años”.

Los indultos ocurren cuando el tema de inmigración es el centro de un enfrentamiento político entre California y la administración Trump. A principios de este mes, el Fiscal General de los EE.UU., Jeff Sessions presentó una demanda contra California por tres nuevas leyes aprobadas el año pasado para proteger a los inmigrantes que viven en California ilegalmente.

Fuente: Mundo Hispánico