Según la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional OSHA (por sus siglas en inglés), la Ley otorga a los trabajadores derechos para laborar en condiciones seguras y saludables. Así mismo, es deber de los empleadores proveer un ambiente de trabajo libre de peligros conocidos que podrían causar lesiones a sus empleados. También es importante que participen en actividades para que aprendan y se informen sobre todos los riesgos y cuidados que garanticen su protección de peligros durante sus jornadas laborales.

OSHA abarca tres tipos de trabajadores:
•Trabajadores del sector privado
•Trabajadores de los gobiernos estatales y municipales
•Trabajadores del gobierno federal

Ante cualquier irregularidad laboral, usted debe saber que tiene los siguientes derechos como trabajador en EE.UU.
•Presentar una demanda confidencial ante la OSHA para que se inspeccione su lugar de trabajo.
•Recibir información y capacitación sobre los peligros y métodos para evitar lesiones y las normas de la OSHA que rigen su lugar de trabajo. La capacitación debe impartirse en un idioma y con vocabulario que los trabajadores comprendan.
•Consultar el registro de lesiones y enfermedades laborales que ocurren en su lugar de trabajo.
•Recibir copias de los resultados de pruebas y monitoreos realizados para identificar y medir los peligros en el lugar de trabajo.
•Obtener copias del historial médico de su lugar de trabajo.
•Participar en una inspección que realice OSHA y hablar en privado con el inspector.
•Presentar una denuncia ante la OSHA si el empleador ha tomado represalias en su contra por haber solicitado una inspección o por haber ejercido cualquiera de los otros derechos que confiere la Ley de seguridad y salud ocupacional.
•Presentar una denuncia si lo han castigado o tomado represalias contra usted por actuar como “denunciante interno” en virtud de los otros 21 códigos federales sobre los que la OSHA tiene jurisdicción.

Recuerde que si un accidente laborar ocurre la Ley siempre estará de su lado sin importar condición migratoria.

Es indispensable que los trabajadores esten bien informados y que los empleadores brinden a sus empleados un lugar de trabajo que elimine peligros que atenten contra la vida de los trabajadores. Además, los empleadores deben acatar todas las normas de seguridad y salubridad impuestas por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional.

Debe saber que su empleador deberá acatar lo siguiente:
•Exhibir de manera visible el afiche oficial de la OSHA donde se describen los derechos y las responsabilidades con arreglo a la ley de seguridad y salud ocupacional. Este cartel es gratis y puede ser descargado de la página www.osha.gov.
•Informar a los empleados sobre los peligros mediante capacitación, rótulos, alarmas, sistemas de codificación por color, planillas de información química y otros métodos.
•Capacitar a los empleados en un idioma y con vocabulario que comprendan.
•Llevar registros precisos de las lesiones y las enfermedades laborales.
•Realizar pruebas en el lugar de trabajo, como tomar muestras de aire, obligatorias conforme a algunas normas de la OSHA.
•Suministrar pruebas de audición u otras de índole médica exigidas en las normas de la OSHA.
•Exhibir de manera visible para los empleados las citaciones de la OSHA y los datos referentes a lesiones y enfermedades.
•Hay que notificar a la OSHA dentro de las primeras 8 horas de una fatalidad en el lugar de trabajo o dentro de 24 horas de ser internado en un hospital por un accidente grave en el trabajo.
•No tomar represalias contra los trabajadores por el uso de sus derechos bajo la ley, incluyendo el derecho de reportar una herida o enfermedad relacionada con el trabajo.

Fuente: Mundo Hispánico