InmigrantesMiembros de la comunidad inmigrante de Miami la quinta con mayor número de indocumentados en el país iniciaron un ayuno este lunes que se extenderá hasta el próximo 17 de febrero, cuando está programada una reunión especial de la Comisión del Condado Miami-Dade para discutir la reciente orden del alcalde Giménez que podría tener serios efectos sobre los indocumentados, como lo han afirmado las organizaciones pro inmigrante.

De acuerdo con la directora de la Coalición Pro Inmigrante de Florida, María Rodríguez, “el ayuno va dirigido directamente a los 13 comisionados en cuyas manos está la decisión de si van a defender la resolución que ellos aprobaron en 2013 para evitar que se entregaran las familias a la migra”.

Rodríguez se refiere a una resolución que pedía al Gobierno federal que reembolsara el tiempo extra que podría estar un indocumentado detenido por petición de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

De esos 13 comisionados, se requiere que aparezcan siete para que haya quorum. Y se requerirían cuatro votos para defender la resolución aprobada en 2013, y patrocinada por la comisionada del distrito 4, Sally Heyman.

“Es vergonzoso que el alcalde Giménez haya claudicado al otro día de emitida la orden ejecutiva de Trump. Otros municipios tuvieron el valor de defender a sus familias. Necesitamos que los comisionados tengan la visión y el valor de enfrentarse a estas amenazas que, en última instancia, pensamos que no tienen fundamento legal”, precisó Rodriguez.