drogasDaniel Rushing, el hombre que la agente Shelby Riggs-Hopkins detuvo a fines de 2015 después de ver lo que creyó que era droga, presentó en 2016 una demanda contra la Policía y el fabricante de los kits para detectar drogas Safariland por ese arresto por error.

Una policía de la ciudad de Orlando (Florida) fue reprendida por haber confundido los pegotes de azúcar que había en el automóvil de un hombre aficionado a los donuts con cristales de metanfetamina, informaron este viernes medios locales.

Ahora el departamento de asuntos internos de la Policía de Orlando envió una carta de amonestación a la agente policial por haber realizado un arresto indebido, aunque Riggs-Hopkins no actuó de mala fe.

La sanción no fue mayor porque la Policía reconoció que cuando se produjo el arresto no había entrenado todavía a los agentes sobre el modo de empleo de un kit con utensilios para detectar la presencia de drogas.

Cuando fue detenido, Rushing se encontraba cerca de una tienda 7-Eleven que estaba bajo vigilancia policial por quejas sobre venta de drogas en las inmediaciones. Riggs-Hopkins paró el vehículo de Rushing y creyó ver una “sustancia como roca en el suelo del coche” y pensó que era crack, con copos cerca del asiento del conductor.