CubanoHarlem Suárez, un joven cubano que expresó simpatía por el Estado Islámico y fue acusado de planear un ataque con bombas en una playa, fue encontrado culpable el martes por miembros del jurado en un rápido juicio que tuvo lugar en la Corte Federal de Cayo Hueso.

Los cargos por los que encontraron culpable a Suárez, de 25 años, fue intento de utilizar un arma de destrucción masiva, y dar apoyo material a una organización terrorista, el Estado Islámico.

La decisión del jurado, que vino a solo siete días de haber empezado el juicio, marcó el punto culminante del caso que comenzó el 15 de abril del 2015, cuando el FBI recibió un informe proveniente de la Oficina del Alguacil del Condado Palm Beach sobre una página de Facebook cuyo dueño utilizaba el nombre de Almlak Benítez.

La persona que llamó a la policía dijo que había recibido una solicitud de convertirse en amigo de la página de Facebook y que esta contenía retórica extremista así como un intento por reclutarlo a favor del Estado Islámico. Cuando agentes del FBI investigaron, llegaron eventualmente a la dirección en Cayo Hueso donde Suárez, que entonces tenía 23 años, vivía con su familia.

“Querían que realizara el ataque, pero eso era algo que yo no quería hacer”, Suárez declaró el lunes ante el jurado. “Mentalmente, me sentí amenazado, y temí que mi familia pudiera peligrar”.

Pero los miembros del jurado no le creyeron a Suárez y el martes por la tarde lo encontraron culpable de intentar hacer estallar una bomba en una playa del sur de la Florida y de apoyar al Estado Islámico.