Hace unos días, los fans de Shakira se enfadaron cuando anunció que no podría asistir a los Latin Grammy ni a los AMA’s. Todo apuntaba a que su hijo Milan estaba hospitalizado pero, pocos días después, se le vio acompañado de su padre, Gerard Piqué, en un partido de baloncesto. Parecía que el pequeño ya se había recuperado aunque, todo cambió y surgió otro rumor al ver que Shakira seguía asistiendo a la clínica: el que realmente estaba ingresado desde finales de octubre era Sasha, el hijo pequeño.

Es por este motivo que la de Barranquilla ha decidido anular todos sus compromisos profesionales. En estos momentos, la salud de Sasha es su máxima prioridad.