Jue. May 21st, 2020

AL DIA MEDIA

El Medio que une a los Latinos

El océano Pacífico es tan ácido que está disolviendo los caparazones de los cangrejos

El océano Pacífico se está volviendo más ácido y los cangrejos que viven en sus aguas costeras son algunos de sus primeros habitantes en sentir sus efectos.

El cangrejo Dungeness es vital para la pesca comercial en el noroeste del Pacífico, pero los niveles más bajos de pH en su hábitat están disolviendo partes de su caparazón y dañando sus órganos sensoriales, según un nuevo estudio.

Sus heridas podrían afectar las economías costeras y anticipar los obstáculos en un mar cambiante. Y aunque los resultados no son inesperados, los autores del estudio dijeron que el daño a los cangrejos es prematuro: no se predecía que la acidez dañaría a los cangrejos tan rápido.

“Si los cangrejos ya están afectados, realmente debemos asegurarnos de prestar mucha más atención a los diversos componentes de la cadena alimentaria antes de que sea demasiado tarde”, dijo la autora principal del estudio, Nina Bednarsek, científica principal del Proyecto de investigación Agua Costera del Sur de California.

Los hallazgos fueron publicados este mes en la revista Science of the Total Environment y financiados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés). La agencia estudia la acidificación de los océanos y cómo los cambios en los niveles de pH están afectando las costas.

Resultado de imagen para El océano Pacífico es tan ácido que está disolviendo los caparazones de estos cangrejos

Cómo se acidifica el océano

El océano se está acidificando porque absorbe más dióxido de carbono de la atmósfera, lo que reduce los niveles de pH en el agua.

La acidificación del océano cambia las costas, liberando el exceso de nutrientes que pueden crear floraciones de algas y aumentando la temperatura y la salinidad del mar, de acuerdo con NOAA.

Pero para los crustáceos y los corales que dependen de iones de carbonato, que son menos abundantes en aguas más ácidas, para construir sus conchas y esqueletos de coral, se hace más difícil construir conchas fuertes.

Tampoco son solo los cangrejos: las ostras, las almejas y el plancton dependen de los mismos iones de carbonato para fortalecerse. Y los humanos y las criaturas marinas dependen de ellos, algunos para alimentarse, otros para su seguridad económica.

Cómo hiere a los cangrejos

La acidificación corroe las conchas jóvenes de las larvas de cangrejo Dungeness, lo que podría afectar su capacidad para disuadir a los depredadores y regular su flotabilidad en el agua, dijeron los investigadores.

Las larvas de cangrejo que mostraron signos de que sus caparazones se estaban disolviendo también eran más pequeñas que las otras larvas. Esto podría causar retrasos en el desarrollo que podrían afectar su tasa de maduración.

Las pequeñas estructuras similares a pelos que usan los cangrejos para navegar en sus entornos también fueron dañadas por los bajos niveles de pH, algo que los científicos nunca antes habían visto. Los cangrejos sin estos mecanorreceptores podrían moverse más lentamente y tener dificultades para nadar y buscar comida.

“Encontramos impactos de disolución en las larvas de cangrejo que no se esperaban que ocurrieran hasta mucho más adelante en este siglo”, dijo Richard Feely, coautor del estudio y científico principal de NOAA.

Resultado de imagen para El océano Pacífico es tan ácido que está disolviendo los caparazones de estos cangrejos

¿Qué sigue?

No está claro si las mismas fuerzas podrían afectar negativamente a los cangrejos Dungeness adultos, una pregunta que requiere más investigación. Pero con los obstáculos que enfrenta una larva de cangrejo en su desarrollo temprano, tiene menos posibilidades de sobrevivir hasta la edad adulta.

En cuanto al océano acidificándose, NOAA propone dos métodos de ataque: reducir nuestra huella de carbono general para reducir el dióxido de carbono absorbido por el mar, o enseñar a la vida silvestre y a las personas que dependen de él a adaptarse a cómo cambiará el mar.

NOAA trabaja con los gestores pesqueros locales y los responsables políticos en los esfuerzos de conservación, y los investigadores esperan que sus hallazgos sean suficientes para convencerlos de que tomen medidas inmediatas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *