Mié. Abr 1st, 2020

AL DIA MEDIA

El Medio que une a los Latinos

Migrantes corren entre los carriles de una garita para entrar a EEUU

Grandes barricadas metálicas y una fuerte presencia policiaca son ahora parte del panorama en la garita de Nogales, Arizona, donde varios migrantes trataron de entrar corriendo a Estados Unidos. No es la primera vez que solicitantes de asilo irrumpen de esa manera en un puerto fronterizo.

La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) reforzó las medidas de seguridad en la garita de Nogales, Arizona, después de que varios solicitantes de asilo corrieron entre los carriles tratando de agilizar su presentación ante oficiales migratorios que escucharan sus casos y los dejaran entrar a Estados Unidos.

Al parecer fue una acción para evadir una nueva política del gobierno Trump que les exige permanecer varios meses en México mientras avanzan sus trámites. Es conocida como ‘Remain in Mexico’. Se desconoce cuántas personas intentaron ingresar de esa forma al país.

Este incidente ocurrió la noche del 26 de noviembre, antes del feriado por la cena de Acción de Gracias, afectando el lento cruce de vehículos hacia el estado de Arizona, informó la agencia en un comunicado. Entre el fin de semana y el lunes, los automovilistas debieron esperar en fila hasta cinco horas para llegar a sus destinos, porque la CBP bloqueó algunos carriles.

Ahora ese puerto de entrada tiene grandes barricadas de metal individuales que, en caso de ser necesario, son unidas para crear una valla metálica. También desplegó más agentes federales y pidió ayuda a la Policía mexicana, que ha realizado revisiones adicionales.

Una medida similar tomó la CBP a finales de 2018 en la garita de San Ysidro, California, por la llegada a Tijuana (México) de una enorme caravana de migrantes centroamericanos. Allí también colocaron bloques de concreto con enormes rollos de alambras de púas. En ese entonces también trataron de ingresar corriendo entre los más de veinte carriles que tiene ese puerto de entrada.

En otro comunicado publicado este miércoles, la CBP señaló que ya han ocurrido “intentos de incursión masiva” en otras garitas, pero los catalogó como una estrategia de las organizaciones criminales “que intentaban contrabandear cosas ilícitas a través de la frontera”.

Imagen relacionada

La dependencia federal aclaró este miércoles que no se trata de una “nueva tendencia” que usan los solicitantes de asilo. Un reporte de la agencia AP señala que los migrantes no solo emplean esa técnica, sino que “alquilan autos para intentar ingresar” al país. Porque ya no quieren estar en México.

“Eso no es correcto. Estos intentos recientes de entrada ilegal fueron realizados por personas que llegaron recientemente a México, en busca de una entrada ilegal a Estados Unidos”, mencionó la CBP.

Advirtió que los migrantes que irrumpieron en la garita de Nogales enfrentarían consecuencias legales y hasta deportaciones. “Estas medidas permiten a la CBP mantener un flujo seguro y ordenado en los puertos de entrada, aliviar el tráfico y facilitar aún más el flujo legítimo de comercio y viajes”, dijo.

En el lado mexicano también se reforzó la presencia policiaca. El diario Arizona Daily Star informó que agentes del orden en Nogales, Sonora, estaban revisando autos que se dirigían a la garita el lunes.

Se calcula que unos 3,000 migrantes centroamericanos están varados en Nogales, Sonora, mientras esperan su turno para solicitar asilo a EEUU. En mayo, Univision Noticias reportó sobre varias familias que duermen afuera de un cementerio por la falta de camas en los albergues de esa ciudad.

“Creo que hay mucha desesperación e incertidumbre”, dijo a la agencia AP, Katie Sharar, vocera de la organización Kino Border Initiative. “No saben qué les está sucediendo, no saben cómo los afectarán los cambios de política”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *