Vie. Dic 6th, 2019

AL DIA MEDIA

El Medio que une a los Latinos

En Venezuela hay «una dictadura de lo inútil”, dice actor en serie ‘Jack Ryan’

 El gobierno venezolano ha calificado la segunda temporada de la serie Jack Ryan como un instrumento de “propaganda” de la CIA para justificar una intervención militar, pero el único actor venezolano en la serie argumenta que es sólo una obra de ficción, y que en Venezuela lo que hay es una “dictadura de lo inútil”.

La segunda temporada de este thriller político, inspirado en la novela homónima del autor Tom Clancy, se difundirá el próximo 1 de noviembre, y desató la ira del gobierno de Caracas por sugerir que Venezuela está en el centro de una conspiración nuclear global.

En entrevista telefónica con Noticias Telemundo, Francisco Denis, que interpreta el papel de Ubarri, un funcionario de alto rango en Sudamérica, negó que la serie promueva una “invasión” de Venezuela, donde, a su juicio, en todo caso hay una “dictadura de lo inútil”.

“No diría que es una dictadura como tal; diría que es un gobierno tan mal administrado que termina siendo una dictadura de lo inútil. Más que un problema ideológico -porque es una izquierda de la boca para afuera-, es un país muy mal administrado y en quiebra”, argumentó Denis, uno de un puñado de actores latinos de la serie y el único venezolano.

En su opinión, Venezuela es como cualquier otro país “más o menos democrático”, donde existe la propiedad privada y una prensa “supuestamente libre”, pero aquejado de corrupción y una mala administración que priva a los ciudadanos de buena alimentación, salud y otros servicios sociales básicos.

Sobre la polémica que ha desatado la serie distribuida por Amazon Studios, Denis fue contundente: “Jamás estaría de acuerdo con una intervención de la CIA, pero eso dista mucho de lo que está pasando en esta serie”.

Dadas las tensiones entre Washington y Caracas, es entendible que cualquier crítica al gobierno de Maduro se interprete “como una agresión, una intervención del imperialismo, y no una opinión distinta”, según Denis.

La serie “no es un documental, es una adaptación con un toque contemporáneo, donde por supuesto Venezuela está en la palestra de lo que está más sonado a nivel internacional, y a los productores les pareció interesante poner al personaje de Ryan allí”, insistió.

“No creo que la CIA necesite de esto para intervenir o no intervenir en un país. Abres el periódico en China y aparece una noticia de Venezuela… la primera temporada se centró en el Medio Oriente y no tiene nada que ver con (el terrorista) Osama bin Laden ni con ISIS“, explicó Denis, radicado desde hace dos años en la Ciudad de México.

Denis sí lamentó que la serie haya incluido desaciertos como la reunión ficticia del presidente venezolano con la CIA -que a su juicio, no ocurriría con el actual gobierno-, o la presentación del hombre más poderoso del país “en un derroche de lujo”.

El problema en Venezuela más bien “es la corrupción, la mafia por detrás… lo pintan como un dictador un poco al estilo de los años 50, un militar con un séquito, un cumpleaños de la hija entre súper millonarios, y ése no es nuestro dictador”, observó Denis.

El discurso hacia afuera del gobierno es que es “socialista”, pero “por dentro es una mafia que se ha robado todos los millones del mundo”, aseveró Denis, al subrayar que la solución a la crisis no es la vía militar, pero debe salir del diálogo entre el pueblo venezolano.

¿Una “Venezuela nuclear”?

En la segunda temporada, Ryan, un analista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) interpretado por John Krasinski (The Office), viaja a la jungla venezolana para investigar un negocio de armas ilícito.

Su viaje es parte de una delicada misión para promover la “estabilidad en un país al borde del colapso”, según un resumen de Amazon Studios. 

En una parte del tráiler, Ryan advierte de que el público no se enteraría de una “Venezuela nuclear” en un noticiero “porque todos estaremos muertos” para entonces.

Eso encajaría en un patrón”, advierte Ryan.

El ministro de Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas, afirmó recientemente que la serie es una “burda propaganda de guerra disfrazada de entretenimiento”, promovida por el presidente Donald Trump y “su pandilla de fanáticos supremacistas”.

Y es que el régimen del presidente Nicolás Maduro ha hecho sonar las alarmas por el presunto plan de EE UU de invadir Venezuela, mientras que los funcionarios de la Administración Trump suelen afirmar que “todas las opciones están sobre la mesa”.

“Esta serie no tiene un mercado político, es puro entretenimiento”, recordó Denis.

El actor, mejor conocido por su papel en la serie televisiva Narcos como el cabecilla del cartel de Cali, Miguel Rodríguez Orejuela, nació en Venezuela y se trasladó a Ecuador a los 10 años de edad.

Descubrió su pasión por el teatro y la opera en su adolescencia y, tras estudiar en la escuela internacional de teatro «Jacques Lecocq», trabajó para la compañía Philippe Genty, en París, con la que pudo viajar por el mundo para actuar en numerosos escenarios.

También fundó el «Río Teatro Caribe» para que otros jóvenes pudiesen entrar al mundo del arte y el espectáculo, y ha interpretado papeles en la película El liberador, y la serie televisiva El comandante, sobre la vida de Hugo Chávez.

Entre enero y febrero pasado, Denis dirigió en Venezuela Tarcarí de chivo, una comedia negra sobre la situación venezolana que saldrá a mediados de 2020 y que transcurre en un restaurante que sirve ese picoso plato típico.

El próximo enero, Denis participará en una película dirigida por un cineasta venezolano radicado en México y que se rodará en Venezuela, “si el país nos deja”, dijo el actor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *