jue. Sep 19th, 2019

AL DIA MEDIA

El Medio que une a los Latinos

Sistema de tormentas y tornados seguirán cebándose con el centro y sur de EEUU

Un imponente sistema de tormentas que los meteorólogos han catalogado como “particularmente peligroso” sigue arrasando el centro y sur del país.

Un tornado tocó tierra hoy cerca del aeropuerto de Tulsa, en Oklahoma, sin que de momento se conozca la magnitud de los daños o si dejó víctimas. 

Unos cuantos tornados se originaron con la tormenta que también trajo lluvias torrenciales, pero hasta el momento no se han reportado víctimas, aunque sí algunos daños.

El Servicio Meteorológico Nacional había advertido que hoy continuará el un tiempo peligroso para una amplia parte del oeste de Texas, la mayor parte de Oklahoma y el sur de Kansas. Se espera que las tormentas avancen hacia el oeste de Arkansas en las próximas horas.

Como se predijo, se formaron algunos tornados este lunes cerca del atardecer, los cuales pasaron por áreas poco poblados. Los residentes de Oklahoma estuvieron bajo alerta este lunes, en el sexto aniversario de un inmenso tornado en Moore, al sur de Oklahoma City, que causó 24 muertes.

Un tornado golpeó partes del oeste y norte de la ciudad de Mangum, suroeste de Oklahoma, el lunes por la tarde.

Glynadee Edwards, la directora de manejo de emergencias del Condado de Greer, dijo que algunas casas sufrieron daños en los tejados y que el temporal destruyó el granero agrícola de la escuela secundaria, pero el ganado sobrevivió.

«Los cerdos están caminando preguntándose qué pasó con su casa», dijo.

Los oficiales de emergencia informaron sobre un tornado cerca de Lucien, en el norte de Oklahoma, que dañó severamente una casa y destruyó un granero. Una celda de tormenta cerca de Crescent, 32 millas al norte de la ciudad de Oklahoma, generó dos tornados gemelos.

El lunes temprano, los distritos escolares en la ciudad de Oklahoma, cerca de Norman y en otras partes de Oklahoma cancelaron las clases con pronósticos de ráfagas de granizo y viento de hasta 80 millas por hora. Se implementó una vigilancia de inundaciones para la gran región de Oklahoma City. Las escuelas en Abilene y en otras partes del oeste de Texas enviaron a los estudiantes a casa temprano.

La Base de la Fuerza Aérea Tinker, cerca de la ciudad de Oklahoma, trasladó varios aviones a otras instalaciones militares en previsión de daños por tormentas. Mientras tanto, los trabajadores estatales en varios condados de Oklahoma fueron enviados a casa temprano.

El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, dijo en un comunicado que el centro de operaciones de emergencia del estado se activó e instó a los automovilistas a que no conduzcan alrededor de las barricadas ni a las carreteras inundadas.

En la ciudad de Oklahoma, los funcionarios de manejo de emergencias abrieron el Centro de coordinación multiagencia, un búnker subterráneo en el lado noreste de la ciudad que sirve como centro de intercambio de información sobre eventos climáticos severos y otras emergencias importantes.

Algunos vuelos en el aeropuerto Will Rogers en la ciudad de Oklahoma fueron cancelados para evitar daños a los aviones y la posibilidad de retrasos prolongados en otros lugares.

Es la última ronda de clima severo que azotó la región después de una serie de tornados que arrasaron las Llanuras del Sur el viernes y el sábado, dejando un daño generalizado y algunas personas heridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial