Los agentes fronterizos detienen a más de 650 migrantes en Nuevo México

This Monday, Jan. 14, 2019 photo released by U.S. Customs and Border Protection shows some of 376 Central Americans the Border Patrol says it arrested in southwest Arizona, the vast majority of them families, who used short holes dug under a barrier to cross the border in multiple spots about 10 miles east of San Luis, Ariz. The unusually large group was almost entirely from Guatemala. (U.S. Customs and Border Protection via AP)

Agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron dos numerosos grupos de inmigrantes la madrugada  de este martes en la frontera con México, según reportaron las mismas autoridades.

Los grupos, como muchos otros recientemente, estaban compuestos en su mayoría por familias y menores no acompañados, reportó la Patrulla Fronteriza.

El primer grupo que fue detenido constaba de 424 migrantes. Los agentes los interceptaron justo después de la medianoche en Sunland Park, Nuevo México. El mismo sitio donde hace unas semanas una milicia armada acusada de hacerse pasar por agentes de la ley para detener a los inmigrantes tenía su base de operaciones.

El segundo grupo de 230 migrantes fue localizado a las 2:00 am cerca del puerto de entrada de Antelope Wells, también en Nuevo México.

“Las organizaciones criminales continúan explotando a seres humanos inocentes para aumentar sus actividades ilícitas sin la debida consideración por poner en riesgo sus vidas”, escribió la oficina de Protección Fronteriza y de Aduanas en un comunicado de prensa.

“En la mayoría de los casos estos traficantes nunca cruzan la frontera ellos mismos, para evitar así que sean aprehendidos”, añadieron las autoridades en el comunicado.

Durante los últimos meses se ha registrado un aumento en la llegada de inmigrantes en la frontera sur no visto desde la administración de George W. Bush en la primera mitad de la década de los años 2000. En todo marzo se detuvo a más de 100.000 migrantes en la frontera, la mayoría familias y niños solos de Centroamérica.

Sólo el 19 de marzo la Patrulla Fronteriza interceptó a 3.974 personas, el récord desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. En otras seis ocasiones se rozaron las 3.600 personas, frente a la media de 3.530 del año fiscal de 2006.

Los inmigrantes que son atrapados cruzando ilegalmente la frontera o que se entregan en los puertos de entrada tienen derecho a intentar solicitar asilo en Estados Unidos.

Los que pasan la prueba del miedo creíble, consiguen cita ante un juez de inmigración. Hasta entonces, pueden ser encerrados en centros de detención o puestos en libertad, con o sin sistemas GPS de seguimiento.

Las autoridades fronterizas cuentan con entre 45.000 y 50.000 plazas en centros de detención,  pero se encuentran desbordadas por la llegada de inmigrantes. Sólo en febrero, por ejemplo, se contabilizaron 66.450 detenidos, más casi 10.000 personas que se entregaron en los puertos de entrada.

Fuente: TELEMUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial