100 años de la tragedia peculiar: la explosión de un tanque de melaza que inundó Boston

El 15 de enero de 1919 una inmensa ola dulce y pegajosa destruyó un vecindario de Boston, Massachussets, mató a 21 personas e hirió a más 100. La explosión de un tanque de melaza, un derivado líquido y viscoso de la caña de azúcar, se convirtió en uno de los desastres más curiosos y menos conocidos del país.

Hace exactamente 100 años ocurrió un peculiar desastre en el estado de Massachusetts: la inundación de melaza de Boston. Un tanque con más de 2.3 millones de galones (unos 8.7 millones de litros) de un líquido espeso, producto de la caña de azúcar y utilizado para la fabricación de ron, explotó repentinamente al mediodía del 15 de enero de 1919.

La explosión fue seguida de una enorme ola pegajosa y dulce que arrasó con el vecindario de North End en segundos. Dejó 21 personas muertas y otras 150 heridas. La mayoría de los fallecidos fueron trabajadores municipales que sufrieron el embate de la melaza mientras almorzaban en un edificio público. También perdieron la vida dos residentes de la zona, un rescatista, un chofer, un herrero y varios caballos y otros animales.

“Un rugido sordo fue la advertencia, instantes antes de que la parte superior del tanque saliera volando”, informó ese día la agencia The Associated Press. El espeso tsunami aplastó las estructuras de hierro cercanas y varias construcciones quedaron destruidas.

Los rescatistas se vieron “severamente obstaculizados por la inundación de melaza que cubría la calle y el área circundante a una profundidad de varios centímetros (…). Si un trabajador se quedaba quieto por un minuto se quedaba pegado al suelo”, continuaba la reseña periodística de entonces. 

“Los movimientos desesperados dentro de la masa pegajosa mostraban dónde aún quedaba vida”, reportó el diario The Boston Post. “Los caballos murieron como moscas en papel pegajoso, mientras más luchaban, más profundo se atoraban en la masa”, continuó. Así luce 100 años después el lugar por donde pasó la destructiva ola de 25 pies de altura (unos 7.6 metros)

Según una investigación de la Universidad de Harvard en 2016, dos días antes del desastre el tanque había sido llenado con un cargamento de melaza suave del Caribe, que no fue enfriada para las temperaturas invernales de Boston. Esta fotografía del tanque fue tomada en una fecha no especificada antes de la explosión.

Cuando el líquido tibio golpeó el aire frío se espesó rápidamente y complicó los esfuerzos de los rescatistas. La imagen es un detalle de una fotografía archivada en la biblioteca del Congreso. 

El tanque pertenecía a la empresa Purity Distilling Co, y utilizaban la melaza para fabricar ron antes de que fuera prohibida la producción, venta y consumo de alcohol en todo el país. Argumentaron que había sido violado por anarquistas, aunque las investigaciones concluyeron que estaba mal construido. 

“Defectos estructurales del tanque combinados con temperaturas inusualmente cálidas contribuyeron con el desastre”, se lee en una placa colocada donde sucedió la tragedia hace un siglo. Un juez declaró a la compañía culpable de negligencia y le ordenó pagar 300,000 dólares por daños a las víctimas y sus familias, el equivalente a cuatro millones y medio de dólares hoy.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial