En el tránsito de las calles de las grandes ciudades, es común escuchar el grito desgañitado de algún conductor que reproche, de manera más o menos ofensiva, la supuesta falta de habilidad de una mujer para guiar un auto. Y a pesar de que esta escena se repite en diferentes circunstancias, idiomas e intensidades, la verdad es que las mujeres conducen mejor que los hombres.

Antes de que las lectoras canten victoria y los lectores desacrediten esta afirmación calificándola de mentirosa, revisemos lo que dice el estudio que lo demuestra.

El fin de la investigación fue revelar la verdad en torno a la idea de que las mujeres son poco hábiles al volante, a diferencia de los hombres.

Al analizar los datos de accidentes y percances automovilísticos protagonizados por hombres y mujeres, los resultados fueron poco alentadores para el ego masculino, pues los hombres encabezan el 76 por ciento de los accidentes tras el volante, mientras las mujeres sólo el 24 por ciento.

No obstante, el estudio reconoce que los hombres coordinan mejor brazos y piernas, y sus técnicas de conducción son más elaboradas. En contraste, las mujeres se toman más tiempo para aprender a maniobrar tras el volante, por lo que son más precavidas; quizá esta sea la explicación de que protagonicen menos accidentes.

Además, la investigación realizada por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) en Argentina, también encontró que las mujeres son más respetuosas de las reglas de tránsito y que sólo un 10 por ciento de las conductoras rebasan los límites de velocidad. En cambio, un 40 por ciento de los hombres conducen más rápido de lo permitido.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.