Gobernador que negó transporte a caravana asegura que lo hizo por el bien de migrantes

En la madrugada del pasado sábado, los migrantes que integran la caravana que se dirige a la frontera de Estados Unidos aguardaban los autobuses prometidos por el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, que los llevarían a la Ciudad de México. Sin embargo, sus esperanzas se vieron frustradas luego de que las autoridades del estado retiraran la oferta de transporte.

 

Ante la decepción y molestia que provocó la decisión de los representantes de la entidad, Yunes decidió hacer frente a los cuestionamientos para explicar que las razones detrás del cambio se debían a que esperaban que los migrantes no coincidieran con la crisis de agua que enfrentaba la capital durante esos días.

“Les ofrecimos ir un poco más al sur (a Coatzacoalcos) unos días mientras había condiciones en la Ciudad de México y cuando hubiera condiciones les ayudábamos a venir. Desafortunadamente, no lo aceptaron y lo lamento mucho”, aseguró en entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva.

De acuerdo al diario Excelsior, la caravana se dividió en varios grupos y algunos tomaron distintas rutas rumbo a la capital del país. Cerca de 2 mil se concentraron en Córdoba, de donde partieron esta mañana, al amanecer.

Para defenderse de las críticas, Yunes afirmó que la medida que se planteó pretendía evitar que los 5,000 migrantes llegaran “de golpe” a la capital que, según su criterio, no estaba preparada para recibir a ese número de personas, en las condiciones actuales.

“Lo que tratamos de evitar fue que llegaran a la Ciudad de México, de un golpe, 5 mil y pico de personas en un momento en el que hay una crisis de abasto de agua. Suponíamos que el Gobierno de México, al igual que nos pasó, no estaba preparado para recibirlos”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *