Las autoridades federales arrestaron a un inmigrante mexicano cuando llevaba a su esposa al hospital a dar a luz en California, denunció la familia a diversos medios de comunicación.

Joel Arrona-Lara, de 36 años, quien vive en el país sin autorización legal, conducía el miércoles por la mañana a su compañera de vida a un centro asistencial para que se le practicara una cesárea programada, cuando decidió detenerse en una gasolinera para cargar combustible, reportó The Daily Mail.

El inmigrante se paró en una estación de servicio en San Bernardino por unos momentos cuando agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), se acercaron por el lado del pasajero del auto.

María Del Carmen Venegas, la esposa de Arrona-Lara, aseguró a Univisión que se identificó con los oficiales y les dijo que era la propietaria del vehículo, mientras que sus dos hijos pequeños estaban en el asiento trasero del auto.

Como Arrona-Lara no pudo presentar ninguna identificación, fue arrestado de inmediato por los agentes de ICE, según el Daily Mail.

“Nunca imaginé que se lo sacarían de esa forma y que se lo llevarían y lo esposarían, y que todavía me dejarían abandonada en la gasolinera”, dijo Venegas.

La mujer dijo que tuvo que conducir por si sola al hospital para proceder con el parto.

Según el Daily Mail, el estado mental de la mujer se hizo evidente durante el procedimiento, ya que se le subió la presión cuando llegó al centro asistencial. A pesar de eso, pudo dar a luz y tanto ella como su bebé están en buen estado de salud.

Arrona-Lara fue detenido y transportado a una prisión para inmigrantes en Los Ángeles, a unas 60 millas al este del hogar de la familia.

Fuente: Mundo Hispánico