Estar embarazada es una de las experiencias más hermosas que puede tener una mujer. Sin embargo, es una difícil situación para cientos de mujeres que viven en un país que no es el suyo, en especial si no cuentan con los recursos financieros para poder pagar los costos.

Lo que no muchas personas saben es que en Estados Unidos existen ayudas económicas para mujeres en embarazo que no tienen discriminación de raza o estatus legal. Lo único que tienes que hacer es pedir una consultoría financiera para que veas tus opciones.

Si eres ciudadana o residente, puedes ver las opciones que da el gobierno según tu situación.

¿Qué es lo básico que necesito cuando estoy embarazada?

Debes empezar a sumar los costos desde la sospecha del embarazo. A continuación puedes ver una lista básica de lo que debes tener en cuenta a la hora de empezar tu viaje hacia la maternidad.

•Test de embarazo – precio promedio: entre 15 y 22 dólares dependiendo de la marca.
•Prueba de laboratorio (test de sangre) – precio promedio: entre 80 y 120 dólares.
•Paquete de cuidado prenatal – varía según el estado. Precio promedio: 1,500 dólares.
•Honorarios del doctor – varía de acuerdo a la clínica. Precio promedio: 1,500 dólares.
•Costos del hospital – varía según el centro médico de tu elección y caso específico, si es parto natural, cesárea o alguna otra condición extraordinaria. Promedio: 10,000 a 20,000 dólares.

Otros costos que hay que tener en cuenta para la llegada de tu bebé

•Cuna – precio promedio: 200 dólares.
•Coche con silla para el carro – precio promedio: 280 dólares.
•Tina o bañera – precio promedio: 40 dólares.
•Fórmula 12.5 oz – precio promedio: 18 dólares.
•Set de biberones – precio promedio: 40 dólares.
•Pañales x 556 – precio promedio: 40 dólares.
•Toallas húmedas x 556 – precio promedio: 12 dólares.
•Set de aseo (champú, jabón, talcos, colonia) – precio promedio: 40 dólares.
•Ropa y accesorios – promedio: 1,000 dólares.

¿Qué ayudas puedo obtener si estoy embarazada y no tengo seguro?

Si estás pagando por tu cuenta, puedes dirigirte al centro social o de ayuda financiera del hospital de tu elección y preguntar por los diferentes tipos de ayudas económicas para tu caso específico.

En algunos hospitales puedes recibir hasta un 75 por ciento de descuento sobre el total de la cuenta si aplicas para este beneficio. Si aún así no tienes el saldo restante, puedes lograr un acuerdo de pago por cuotas con el hospital.

Medicaid de emergencia

Medicaid es un programa de seguro médico para familias de bajos recursos que no tienen seguridad social en Estados Unidos. Este beneficio aplica para mujeres embarazadas antes y después del parto.

Para más información sobre cómo aplicar y si eres elegible puedes contactar a la American Pregnancy Association y consultar los requisitos para obtener este y otros beneficios para ti y para tu bebé.

Lo más importante es que pidas consejería para que tengas diversas opciones y puedas disfrutar con más tranquilidad la linda etapa de estar embarazada. No olvides que siempre puedes encontrar ayuda.

Fuente: Mundo Hispánico