La Policía de North Miami Beach despidió el viernes a la policía Ambar Pacheco, acusada de patear el vientre de una embarazada durante un altercado, provocándole un parto de emergencia.

“Debido a las recientes acciones fuera de servicio de la señora Ambar Pacheco, su empleo en la ciudad de North Miami Beach se ha cancelado con efecto inmediato”, expresó el jefe policial William Hernández en un comunicado.

Pacheco, de 26 años y quien enfrenta cargos de agresión agravada de una víctima embarazada, había sido relevada el jueves de sus labores mientras se adelanta la investigación.

La víctima, que tenía ocho meses de embarazo, dio a luz la noche del miércoles pasado a un “bebé saludable” tras ser ingresada de emergencia en el Hospital Mount Sinaí, de Miami Beach.

Pacheco, que estaba fuera de servicio durante el incidente, es acusada de darle una patada en el vientre a la embarazada tras un altercado con el novio de la víctima.

La ahora expolicía señaló entonces que ella respondió con patadas después de que el hermano de la víctima golpeara en la cara a su hermana, según la demanda.

La policía precisó que había dado una patada, pero que no sabía a quién.

Pacheco fue detenida la noche del miércoles en Miami Beach y salió al día siguiente bajo fianza.

Los documentos laborales de Pacheco, que tenía diez meses en la Policía de North Miami Beach, evidencian que era una policía novata que debía mejorar en temas de seguridad, conocimiento de procedimientos y políticas de la policía.

Fuente: Mundo Hispánico