Funcionarios federales ahora podrán iniciar procesos de deportación contra inmigrantes que buscan arreglar su situación legal en el país, todo luego de que el gobierno del presidente Donald Trump expandiera sus poderes mediante un memorándum.

La medida también establece nuevos procedimientos para que los oficiales del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), pasen de limitarse a revisar casos con base a la ley, a aplicarla, reportó ABC7.

“Esta política actualizada equipa a los oficiales de USCIS con la orientación clara que necesitan y merecen para apoyar las prioridades de aplicación establecidas por el presidente”, dijo Lee Francis Cissna, el director de la agencia, en un comunicado.

La medida ha despertado el descontento de abogados e inmigrantes por igual, quienes aseguran que da poderes sin precedentes a los oficiales federales y otro golpe a quienes buscan arreglar su situación legal en el país, según la estación.

“En lugar de darle la bienvenida a la gente, se está levantando el muro. Creo que el mensaje es: ‘no son bienvenidos’”, dijo la abogada de inmigración Amie Miller.

A Miller le preocupan las violaciones al debido proceso y si los inmigrantes son enviados a audiencias de deportación por infracciones subjetivas.

Los funcionarios de USCIS ahora podrán emitir un aviso para que los inmigrantes se presenten a una audiencia de deportación en casos de fraude, delitos penales, vivir ilegalmente en los Estados Unidos o incluso si la persona recibió y abusó de beneficios públicos.

“Crea más temor para los miembros de la comunidad que podrían tratar para arreglar su situación ahora”, dijo Juan, un inmigrante que no quiso dar su apellido pero que vive en San Pablo, California. “Existe esa capa adicional de miedo sobre si pueden aplicar o no”.

Si uno de los oficiales de USCIS decide emitir un aviso para comparecer ante el tribunal, el inmigrante recibirá uno bastante rápido, tal vez incluso al final de su reunión.

La nueva política ya está en vigencia, reportó ABC7.

Fuente: Mundo Hispánico