Gobierno de Trump analiza propuesta para evitar que indocumentados obtengan asilo

El Departamento de Justicia, liderado por el fiscal general Jeff Sessions, analiza un plan que podría evitar que los indocumentados obtengan asilo político en los Estados Unidos, reportó Vox.

La propuesta evitaría que las personas que sean capturadas y procesadas penalmente por intentar entrar al país ilegalmente y lejos de los puntos fronterizos, accedan al alivio migratorio.

La medida también podría agregar presunciones que harían extremadamente difícil para los centroamericanos calificar para el asilo, y codificar, en una forma aún más restrictiva, una opinión escrita por Sessions en junio que intentaba restringir el asilo para las víctimas de violencia doméstica y de pandillas.

Vox informó que la regulación está en proceso de evaluación y que revisó una copia de un borrador.

Cuando el documento esté listo, se publicará en el Registro Federal como un aviso de la reglamentación propuesta, con 90 días para que el público haga comentarios antes de que se promulgue como final.

La versión que el medio vio puede cambiar antes de que se finalice, o incluso antes de que la propuesta se publique en el Registro Federal.

Pero tal como existe ahora, la medida representa una renovación exhaustiva del proceso de asilo.

Una fuente familiarizada con el proceso, pero no autorizada para hablar sobre el expediente, describió los cambios propuestos como “las restricciones más severas al asilo desde al menos 1965”, cuando se aprobó la ley que creó el actual sistema legal de inmigración y “posiblemente incluso más atrás”.

La Ley de Inmigración y Nacionalidad otorga al fiscal general, junto con el Departamento de Seguridad Nacional, discreción sobre los estándares de asilo, diciendo que el gobierno “puede otorgar asilo” a un solicitante que ellos determinan que cumple con la definición de refugiado.

Pero la regulación propuesta haría casi imposible para los centroamericanos, incluidas las familias, obtener la aprobación del gobierno.

Con la propuesta, combinada con la iniciativa de persecución de tolerancia cero, nadie podría venir a los Estados Unidos y obtener asilo a menos que se presente en un punto fronterizo. Muchos solicitantes de asilo simplemente no tienen esa opción.

Los contrabandistas a menudo evitan que los solicitantes de asilo utilicen los puertos de entrada oficiales, y muchos de los que llegan a los puertos de entrada se ven obligados a esperar días o semanas, después de que les dicen que no hay espacio para procesarlos en este momento. Y a los solicitantes de asilo que llegan a los puertos de entrada a menudo se les exige permanecer en detención de inmigrantes sin fianza hasta que se complete su caso.

Fuente: Mundo Hispánico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *