Esposa de repartidor de pizza suplica a ICE que lo deje en libertad

La esposa del repartidor de pizza entregado a las autoridades de inmigración en una base militar pidió que lo liberaran el domingo en una una carta publicada las páginas de opinión del tabloide de Nueva York NY Daily News cuando se celebraba el Día del Padre.

“ICE puede hacer las cosas de una mejor manera, y tienen la autoridad para liberar a Pablo en cualquier momento que decidan, para que él pueda continuar trabajando en su caso de inmigración desde su casa, no desde la cárcel”, dijo Sandra Chica, esposa de Pablo Villavicencio. “Esta es mi súplica a ICE: liberar a Pablo de vuelta a su familia de inmediato”.

Villavicencio, oriundo de Ecuador, entregaba una pizza el primero de junio en la base militar Fort Hamilton y terminó arrestado y entregado a las autoridades de inmigración cuando un militar en un puesto de control hizo una verificación de sus antecedentes. El inmigrante se encuentra a disposición de la Oficina de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. (ICE, por sus siglas en inglés).

“Me llamó un sargento de la base militar porque Pablo estaba atacado en llanto y no podía hablar, entonces me dijo que yo tenía que ir hasta allá a recoger el carro porque ya habían llamado a ICE y que iba a ser arrestado”, dijo Chica a MundoHispánico al momento del arresto.

El ecuatoriano, de 35 años, tiene una orden de deportación vigente desde 2010 cuando cruzó la frontera de manera ilegal. Entonces le prometió a un  juez que iba a devolverse a su país, pero dice que se quedó luego de conocer a la que se convertiría en su esposa y con quien hoy tiene dos hijas de dos y tres años.

“Él es nuestro soporte, él es quien trabajo y ve por nosotras”, dijo su esposa a MundoHispánico. “A mi sola me queda muy difícil, y las niñas lo extrañan mucho”.

Eso es precisamente lo que describe Chica en su carta publicada por el diario neoyorquino: el sufrimiento que vive su familia y la falta que le hace a sus hijas, quienes por primera vez estuvieron alejadas de su padre en una fecha tan especial como lo es el Día del Padre.

“Hoy es el Día del Padre, y esta es la primera vez que mis dos hijas celebrarán esta fecha sin su padre, Pablo Villavicencio”, dijo Chica de origen colombiano. “Las niñas le hicieron varias tarjetas a mano y algunos dibujos diciéndole cuánto lo aman, pero lamentablemente no podrán dárselos”.

Orden de deportación sin antecedentes criminales

Villavicencio no tiene ningún tipo de historial criminal y su esposa asegura que por ello él no representa peligro para nadie en el país.

“Pablo no tiene antecedentes penales. Él no se vino fugado. Él no es un peligro para nadie. Él es un buen hombre, un padre amoroso y un esposo devoto”, dijo Chica en la carta. “Estamos tratando de asegurarnos de que nuestra familia permanezca unida mediante la aplicación para solicitar ‘la green card’, pero mientras tanto su detención no tiene otra finalidad que castigarnos a mí y a mis hijas”.

Chica es ciudadana estadounidense desde hace varios años y en febrero solicitó la petición para que su esposo y padre de sus hijas pudiera ajustar su estatus legal y hacerse residente.

El proceso quedó en el aire tras la detención de Villavicencio y aunque su deportación estaba previsto para una semana después de su detención, una jueza federal de Manhattan la suspendió temporalmente.

La jueza Alison J. Nathan del Tribunal Federal de Distrito en Nueva York, falló a favor de Villavicencio luego que sus abogados presentaran una petición de emergencia. La suspensión tendrá efecto al menos hasta una audiencia en corte prevista para el 20 de julio.

En la demanda, los abogados de Villavicencio afirmaron que fue víctima de un caracterización racial en la base del Ejército y que su detención viola sus derechos constitucionales.

Villavicencio estaba en el proceso de solicitar la residencia legal permanente, según la demanda, y no ha podido presentar pruebas en su solicitud pendiente.

La semana pasada sus abogados de la Legal Aid Society de Nueva York presentaron una petición ante la oficina de sector de Nueva York de ICE, como se conoce a la agencia de inmigración, para que lo liberen por razones humanitarias.

Villavicencio se encuentra recluido en un centro de detención del condado Hudson en Nueva Jersey, y una cuenta de GoFundMe ha sido creada para ayudar a su esposa e hijas, que no cuentan con más miembros de sus familias en este país.

En 15 días más de 900 personas se han unido a esta causa, aportando dinero y hoy sobrepasa los 20,000 dólares propuestos como meta.

Fuente: Mundo Hispánico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *