Las solicitudes de asilo que guatemaltecos, hondureños y salvadoreños presentaron en Estados Unidos aumentaron 44% el año pasado y alcanzaron un nivel no visto desde los conflictos armados de la década de 1980 al representar un 43% del total de solicitudes, dijo el martes la Organización de Naciones Unidas.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó que salvadoreños presentaron 49.500 solicitudes, seguidos de guatemaltecos con 35.300 y hondureños con 28.800.

La pobreza y la violencia generada por narcotraficantes y pandillas han generado importantes flujos migratorios hacia el norte durante los últimos años, pero la administración del presidente Donald Trump limitó recientemente los criterios para conceder asilos.

ACNUR presentó su informe anual durante un intenso debate en Estados Unidos debido a una política adoptada el mes pasado por el gobierno de Trump para separar a los niños de padres que ingresan a territorio estadounidense sin autorización.

El ente señaló que 45,500 niños no acompañados y separados buscaron asilo en forma individual en 67 países, y que detectó 138.700 niños refugiados o solicitantes de asilo no acompañados o separados.

ACNUR también reportó que los venezolanos constituyeron la cuarta nacionalidad en el planeta que más solicitudes de asilo generó el año pasado con 126.400, respecto a las 34.200 de 2016.

Perú fue el principal receptor de solicitudes venezolanas de asilo con 33.100, seguido de Estados Unidos con 29.900.

El informe anual concluyó que la crisis política y socioeconómica venezolana ha llevado a más de 166.000 de sus ciudadanos a solicitar asilo en otros países sudamericanos desde 2015, y que a principios de 2018 más de 500.000 venezolanos habían accedido a formas legales alternativas en varias naciones.

ACNUR también concluyó que Colombia se mantuvo en 2017 como la nación del planeta con mayor cantidad de desplazados internos con 7,7 millones.

El organismo dijo que la cifra aumentó en unos 250.000 desplazados internos el año pasado en la nación sudamericana, cuyo gobierno puso fin en 2016 a un conflicto armado de medio siglo con la guerrilla FARC.

En su reporte anual, ACNUR concluyó que en el renglón de desplazados internos en Colombia superó por cerca de un millón a Siria, escenario de una sangrienta guerra civil desde 2011.

La población global de desplazados aumentó el año pasado en 2,8 millones para alcanzar los 68,5 millones.

Turquía permaneció por cuarto año consecutivo como el principal receptor de refugiados en el globo, con 3,5 millones.

Fuente: Mundo Hispánico