Los patrulleros estatales de Texas han entregado nombres de cientos de infractores a las autoridades federales de inmigración, luego de multarlos por violaciones a las leyes de tránsito, reportaron varios medios de comunicación.

El primero en denunciar la colaboración fue el periódico San Antonio Express-News, que aseguró que los detalles de las listas que el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) ha estado compartiendo durante dos años fueron revelados durante un proceso judicial sobre un caso de inmigración de un hombre de San Antonio, identificado como Gaspar Rodríguez García.

García fue detenido por un oficial de DPS por no detenerse por completo en una intersección.

Fue después de su detención de tráfico que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) acusó a García por ingresar ilegalmente a los Estados Unidos nuevamente después de que fuera deportado.

En la corte, el oficial de ICE Omar Esquivel explicó la colaboración de Texas con las autoridades de inmigración. “Lo que ellos (DPS) hacen es generar una lista y nos la envían a investigar todos los nombres que están allí”, dijo Esquivel en el tribunal, según el Express-News. “Queremos verificaciones de registros de cada nombre que está allí”.

Las noticias suscitaron críticas rápidas de los defensores de los inmigrantes en el estado, reportó el periódico.

Fernando García, director ejecutivo y fundador de la Red Fronteriza de Derechos Humanos, dijo que el intercambio de información entre ICE y los agentes de patrulla de caminos de Texas está “causando mucho miedo y mucha desconfianza entre ellos y nuestra comunidad”.

“Esto es parte de la agenda de inmigración que el gobernador y el vicegobernador en Texas están adoptando. Es muy desafortunado porque los latinos representan un gran segmento de la población en Texas y esto es para nosotros un ataque claro contra los hispanos en Texas”, dijo García.

El intercambio de listas parece haber sido implementado incluso antes de que el gobernador de Texas, Greg Abbott, firmara una ley conocida como SB4 que otorga a los oficiales de la ley en el estado una mayor libertad para exigir información sobre la ciudadanía y el estado migratorio de una persona.

Un portavoz de DPS no devolvió una solicitud a NBC News para discutir el uso compartido de los nombres en una entrevista telefónica.

La agencia envió una declaración diciendo que “hay una solicitud permanente de ICE para proporcionarles una lista estatal de la aplicación de DPS de DWI (Conducir en estado de ebriedad) y sobre quienes manejan sin licencia”.

“Estas listas han sido provistas por los patrulleros desde agosto de 2016. La información no incluye, ni tenemos, el estado de inmigración de los infractores. Los nombres de las personas involucradas en estas acciones de cumplimiento están incluidos en la lista, independientemente de raza, etnia, sexo, etc.”, dijo la agencia a la televisora.

ICE también rechazó una entrevista telefónica para analizar cuántos nombres han sido entregados, cuántas personas han sido investigadas, cuántos casos han llevado a deportaciones y si las patrullas de carreteras de otros estados realizan colaboraciones similares.

La agencia emitió una declaración diciendo que trabaja en asociación con agencias federales y estatales para hacer cumplir la ley de inmigración y mejorar la seguridad pública “al sacar a los delincuentes extranjeros de las calles”.

Fuente: Mundo Hispánico