Unos 2,000 niños inmigrantes han sido separados de sus familias en la frontera de Estados Unidos con México en un período de seis semanas durante un incremento en las acciones contra ingresos ilegales, de acuerdo con cifras del Departamento de Seguridad Nacional obtenidas por The Associated Press el viernes.

Las cifras muestran que 1,995 menores de edad fueron separados de 1,940 adultos desde el 9 de abril hasta el 31 de mayo. Las separaciones no fueron especificadas por edad e incluyeron separaciones por entrada ilegal, violaciones de inmigración y posible conducta delictiva por un adulto.

Bajo la política de “cero tolerancia” anunciada por el secretario de Justicia Jeff Sessions, funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional están tratando ahora todos los casos de ingreso ilegal como causas penales.

Los protocolos en Estados Unidos prohíben detener a niños con sus padres porque los niños no están acusados de delitos y los padres sí.

La política ha sido ampliamente criticada por grupos eclesiales, políticos y defensores de los niños, que dicen que es inhumana. El asunto ha generado una creciente batalla en el Congreso.

El jueves, Sessions citó la Biblia para defender su política, y argumentó que las críticas no eran “justas ni lógicas y algunas son contrarias a la ley”.

“Yo les cito a ustedes al apóstol Pablo y su comando claro y sabio en Romanos XIII, a obedecer las leyes de los gobiernos porque Dios las ha ordenado con el propósito del orden”, aseguró Sessions.

Las nuevas cifras se relacionan con personas que trataron de ingresar a Estados Unidos entre puntos oficiales de ingreso.

Los solicitantes de asilo que acuden directamente a cruces oficiales no son separados de sus familias, excepto en casos específicos, incluyendo si las autoridades no puede confirmar la relación entre los menores y los adultos, la seguridad de los niños o si los adultos van a ser enjuiciados.

Hubo otros 35 niños separados en puertos de entrada en mayo y hasta el 6 de junio. Hubo más de 50 en cruces oficiales en abril y 50 en marzo, de acuerdo con las cifras

Fuente: Mundo Hispánico