El único familiar cercano de seis niños y adolescentes que quedaron huérfanos en marzo, luego de que sus padres murieran durante una persecución errónea iniciada por agentes federales de inmigración, fue capturado y deportado a México, reportó The Bakersfield Californian.

Agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) arrestaron el miércoles al tío de los menores, identificado como Celestino Hilario García, en su apartamento de Delano, California, informó al periódico la directora ejecutiva de la United Farm Workers Foundation, Diana Tellefson Torres.

“Todavía sufriendo por la trágica muerte de sus padres campesinos… (los chicos) recibieron un nuevo golpe cuando los agentes de ICE deliberadamente arrestaron a su familiar más cercano”, dijo Tellefson Torres. “”Los agentes de ICE específicamente buscaron a Celestino, también un trabajador agrícola, que ahora ha sido deportado a México, dejando atrás una esposa y cuatro niños pequeños”.

La deportación de Celestino llega luego de que los padres de los menores perecieran tras un controversial incidente que aún permanece bajo investigación.

El pasado 13 de marzo, los agentes de ICE comenzaron a perseguir a la pareja mexicana y colocaron luces de emergencia en sus vehículos para detener su camioneta, según un comunicado de la policía de la ciudad de Delano, unas 140 millas al norte de Los Ángeles.

La policía agregó que aunque el conductor se detuvo, partió a gran velocidad cuando los agentes bajaron de su vehículo. La camioneta viró hacia el carril lateral de tierra, volcó y se estrelló contra un poste, provocando que los dos ocupantes murieran.

Las autoridades los identificaron como Santos García, de 35 años, y Marcelina García, de 33.

La pareja, originaria del sureño estado mexicano de Guerrero, hablaba principalmente el mixteco, una lengua indígena.

García fue condenado en 2014 por manejar borracho y aceptó ser deportado voluntariamente tres veces entre 2008 y 2017. Su esposa no tenía antecedentes con ICE, según reportó Los Angeles Times.

ICE informó posteriormente que ellos no buscaban a la pareja cuando inició la persecución.

Contradicciones tras la persecución errónea

Poco después del accidente, un oficial federal dijo a la policía que el auto de las víctimas viajaba en la misma dirección que un vehículo que intentaban detener, pero que no “estaban en persecución con las luces y sirenas de emergencia encendidas”, según un reporte del Departamento de Policía de Delano revisado por el Times.

A pesar de eso, un vídeo de vigilancia obtenido por la policía muestra que uno de los dos autos de los agentes de ICE tenía las luces de emergencia frontales y traseras encendidas.

Según el Departamento, en las imágenes se puede ver primero el auto de los inmigrantes viajando a alta velocidad y unos segundos después a los vehículos de los agentes federales con las luces activadas.

Las declaraciones de los agentes federales “contradicen lo encontrado en el análisis de los vídeos de vigilancia”, establece la policía en su reporte. El Departamento declinó comentar más sobre el asunto.

Fuente: Mundo Hispánico