Un inmigrante indocumentado fue sentenciado a un año de prisión luego de que mordió a un agente de inmigración cuando trataba de escapar de un arresto en una corte.

Orvin Omar Reyes-Martínez, hondureño de 31 años, se declaró culpable de un cargo de agresión de un agente federal y de un cargo de reingresar ilegalmente al país en la Corte Federal del Distrito de Alexandría, en Virginia, reportó el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

La sentencia fue dictada el 3 de mayo pero ICE la hizo pública hasta el martes por la tarde.

Según el reporte del incidente, el pasado 20 de febrero, agentes de la oficina de deportación de ICE fueron por el inmigrante a la Corte de Distrito General del condado de Fairfax, donde Reyes-Martínez tenía programado comparecer por cargos que incluían agresión de un agente de la ley por un altercado anterior.

Cuando los agentes se identificaron para ponerlo bajo custodia, el indocumentado huyó. Posteriormente fue detenido y se registró un forcejeo en el cual el hondureño mordió a un agente.

Según el informe de ICE, la herida por la mordedura ocasionó sangrado en el oficial.

ICE aseguró en un comunicado que sus agentes “no hacen arrestos civiles adentro de las cortes de forma indiscriminada”. Agregó que sus operativos en las instalaciones de justicia son específicas y que no contemplan detenciones de familiares o amigos que acompañen a los inmigrantes requeridos para su deportación.

De acuerdo con la agencia, el juez también tomó en cuenta varios aspectos antes de dictar sentencia a Reyes-Martínez, entre estos el hecho de que el inmigrante ya había sido deportado en varias ocasiones del país y que contaba antecedentes de agredir a oficiales del cumplimiento de la ley.

Fuente: Mundo Hispánico