Un juez federal de Seattle impidió temporalmente que el gobierno de Estados Unidos revoque el registro de un “dreamer” mexicano en DACA.

La inscripción de Daniel Ramírez Medina en el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que protege de la deportación a las personas que fueron traídas a Estados Unidos de forma ilegal siendo niños, iba a expirar el martes.

El juez de distrito, Ricardo S. Martínez, ordenó al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) mantener el estatus del joven de 25 años.

El juez dijo que le preocupa que las autoridades hayan continuado alegando, sin pruebas, que Ramírez tiene vínculos con pandillas y ordenó al gobierno dejar de hacer esa acusación.

Ramírez, de 25 años, atrajo la atención internacional el año pasado cuando fue puesto en un proceso de deportación pese a que estaba inscrito en DACA. Fue una de las primeras personas inscritas en el programa que fueron arrestadas luego de que Donald Trump asumió la presidencia, aunque no había cometido ningún crimen.

Su detención también puso de manifiesto el menoscabo de las protecciones del programa DACA implementado por el expresidente Barack Obama en 2012.

Fuente: Mundo Hispánico