David Mavarez, un niño inmigrante de 12 años, recibió un brutal golpiza por parte de un compañero de clases mientras regresaba de la Escuela Media Conway, en Orlando, Florida.

El ataque ocurrió sin ninguna razón aparente, el pasado cinco de marzo, según denunció su madre.

Mientras el pequeño, de origen venezolano, era golpeado duramente en el rostro frente a otros niños, la brutal golpiza era transmitida en vivo por la red social Snapchat, según su madre Mariana Linares.

“Se me rompió el corazón al ver las imágenes”, dijo.

En la grabación se observa cómo el menor es sorprendido por un joven, quien lo empuja contra la pared, y empieza a golpearlo en el rostro sin parar hasta que lo tumba al suelo y aplasta su cara.

“Él es atleta, es beisbolista, pero en la casa le hemos enseñado a no ser violento, y eso también lo frenó, fue valiente”, dijo Linares.

Sin embargo, Linares dice que cuando fueron con la autoridades escolares su respuesta fue tajante.

“No podemos hacer nada porque ocurrió fuera de la escuela, fue lo que me dijeron, lo único que querían era que firmara una orden de alejamiento”, explicó Mariana, quien no aceptó hacerlo, pero si fue a la policía de Orlando, donde le asignaron un detective al caso.

La mujer también resaltó que no había hecho público el caso por miedo y pena, pero al ver el video de la joven Alejandra Méndez, quien también fue golpeada por una compañera de clases y cuyo video se viralizó en la redes sociales, se motivó.

 

Justin Zambrano

Con tan solo 13 años, Justin Zambrano sufrió “el racismo” de la forma más cruel y violenta solo por ser hispano, según su madre, quien aseguró que un grupo de compañeros de clases lo golpeó e intentó “ahorcarlo”.

 

Alejandra Méndez

Alejandra Méndez, de 15 años, fue golpeada por una estudiante afroamericana a eso de las 7:00 de la mañana cuando la agresora ocupaba el asiento que le correspondía a Méndez.

Fuente: Mundo Hispánico