El fiscal general estadounidense Jeff Sessions anunció el viernes que implementará una política de tolerancia cero contra los inmigrantes indocumentados que crucen ilegalmente la frontera sur, informó The Hill.

Mediante un memorándum, Sessions notificó a los fiscales federal que ejercen en la frontera suroeste y les pidió que convirtieran en prioridad el procesamiento de delitos relacionados con inmigración.

Sessions pidió además a los fiscales que trabajen con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) para elaborar lineamientos que sirven para procesar penalmente los delitos a partir de la ley de inmigración.

“A todos aquellos que deseen retar el compromiso de la Administración Trump con la seguridad del público, la seguridad nacional o la ley, les advierto: entrar ilegalmente a este país no será recompensado; al contrario, se encontrarán con todos los poderes del Departamento de Justicia para procesarlos”, explicó Sessions en el memorándum.

El Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) aseguró a The Hill que la nueva política surge a partir de un reporte de DHS que muestra un incremento del 203 por ciento en los ingresos ilegales entre marzo de 2017 y marzo de 2018 y un 37 por ciento de incremento entre febrero y marzo de este año, la mayor alza registrada en un mes desde 2011.

“La situación en nuestra frontera suroeste es inaceptable”, dijo Sessions en el memo. “El Congreso ha fallado al no proveer una legislación que sirva al interés nacional, que cierre los vacíos legales peligrosos y que financie por completo un muro en la frontera sur”.

Según DHW, las detenciones de la Patrulla Fronteriza en la región aumentarios un 40 por ciento entre febrero y marzo. Los arrestos son utilizados generalmente como el número para establecer los intentos de ingresos ilegales al país, informó The Hill.

El incremento no es consistente con los patrones típicos de migración por temporadas, pero es completamente contrario a la drástica reducción vista durante el primer año de Donald Trump en el poder.

Fuente: Mundo Hispánico