Una estudiante de origen venezolano fue víctima de una brutal golpiza el martes en un salón de clases de la escuela Alonzo and Tracy Mourning, al norte de Miami, donde cursa noveno grado.

Alejandra Méndez, de 15 años, fue golpeada por una estudiante afroamericana a eso de las 7:00 de la mañana cuando la agresora ocupaba el asiento que le correspondía a Méndez.

Al pedirle su asiento, la atacante arrojó el celular de la joven al piso y Méndez respondió diciendo que se podía quedar con la silla.

Aparentemente, esa respuesta hizo que la rabia de la estudiante agresora, cuya identidad no ha sido revelada, pasara a los fuertes golpes e improperios de los que Mendez fue víctima, según se observa en el video).

“No quiero volver a la escuela”, dijo Méndez. “Emocionalmente estoy horrible, me siento muy mal por lo que pasó; yo la verdad no le deseo que le pase algo así a nadie”.

El rostro de Mendez quedó ensangrentado y a pesar de ser la víctima del ataque fue suspendida del plantel educativo por un día. La agresora también fue suspendida, pero el distrito escolar no ha informado la duración de la suspensión.

“Las acciones que se ven en este video no son aceptables y son extremadamente preocupantes”, dijo Jackie Calzadilla, directora de Relaciones de Prensa del distrito escolar de Miami-Dade. “Estamos llevando a cabo un análisis exhaustivo para determinar las circunstancias que incitaron a este incidente (sic), el comportamiento de las estudiantes y la reacción de la maestra. La estudiante que se ve en el video agrediendo a la otra será disciplinada de acuerdo al Código de Conducta del Estudiante y el caso ha sido remitido a la Policía Escolar de Miami-Dade”.

Golpizas y violencia escolar al alza

“Veo el video y fue demasiado impactante, demasiado fuerte, demasiado doloroso, demasiado trágico”, dijo Diannelys Ortiz, madre de Méndez.

Según el Departamento de Justicia, unos 160,000 estudiantes faltan a clase diariamente por temor y el 77% de ellos dicen ser acosados.

Las estadísticas sugieren que estos casos no son denunciados aunque Méndez ha tomado cartas en el asunto y tiene un mensaje para los niños que sufren acoso: “Manténganse fuertes, no callen, alcen su voz”, dijo. “Yo quiero que la gente vea la realidad que hay dentro de las escuelas”.

Algunos estudiantes admiran la reacción pacífica de Méndez ante el ataque, aunque otros se han burlado de ella por no defenderse.  Su madre dice que lo que ayudó a su hija es que ella desde muy pequeña práctica meditación.

“Ella dice que en ese momento ella pensó: ‘¿Qué voy a hacer con pegarle a ella?”, dijo Ortiz, la madre. “Yo soy coach y ayudo a la gente a ver el lado positivo. Y le dije ‘hija, tenemos que salir adelante, porque esto que estamos haciendo hoy no es nada más por ti, es por todos los niños que todos los días se van a las escuelas y que son acosados y que son abusados, y en este momento, un niño puede ser maltratado y nadie dice nada”.

Lo que le sucedió a Alejandra no es un hecho aislado. Si necesitas ayuda llama al 800-273-8255. La línea está disponible las 24 horas, los siete días a la semana.

Fuente: Mundo Hispánico