Una parada de tráfico rutinaria terminó con el arresto del mexicano Heraclio Gamez-Nava, de 64 años, por haber embarazado a su hija de 12 años en el estado de Nevada. El presunto delito ocurrió en 1995 y la detención ocurrió en una localidad cercana a Houston, Porter, Texas.

Según el reporte del arresto, a las 10:00 de la mañana del jueves 29 de marzo un policía de la oficina del Alguacil del Condado de Montgomery estaba de guardia en la intersección de la carretera I-69 y Farmers Road 1314, una zona boscosa al noreste del área metropolitana de Houston.

La detención, que parecía de rutina, la hizo el policía porque vio que un vehículo entraba, en sentido contrario, en la carretera lateral de la autopista, junto a una estación de gasolina.

El auto era conducido por una mujer quien se identificó como Alicia Vázquez-Carrizales, mexicana de 55 años. En el asiento del copiloto iba un hombre que se identificó como Heraclio Rosalez.

Luego de la parada de rutina, el agente le pidió a las dos personas que se bajaran del auto y decidió revisar el interior del vehículo. Adentro del carro el oficial encontró una identificación, aunque no detalla de qué tipo, con la fotografía del pasajero del carro pero a nombre de Heraclio Gamez-Nava.

Dos nombres de una misma persona hicieron sospechar al policía.

El oficial consultó la red nacional de fugitivos usando ambos nombres: Heraclio Gamez-Nava y Heraclio Rosalez.

En la base de datos apareció que Gamez-Nava era prófugo de la justicia desde 1995 por incesto repetido al sostener relaciones sexuales con su hija, de entonces de 12 años a la que, además, dejó embarazada.

Llevaba 23 años estaba prófugo.

Durante la búsqueda de datos los agentes del condado de Montgomery, al norte de Houston, descubrieron además que la mujer Vázquez-Carrizales había sido deportada a México en los años 2003 y 2014 por haber entrado como indocumentada a Estados Unidos.

Por este motivo, el Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) tenía activa otra orden de arresto en su contra.

Vázquez-Carrizales declaró que era la esposa de Gamez-Nava.

La pareja se encuentra detenida en la cárcel del condado de Montgomery. Gamez-Nava espera su extradición a Nevada y Vázquez-Carrizales podría ser extraditada a México. Sin embargo, la mujer también enfrenta un cargos menores por ayudar a escapar a un fugitivo.

Fuente: Mundo Hispánico