Un pastor salvadoreño de Carolina del Norte figura entre los 76 detenidos durante un operativo especial contra la explotación sexual de menores realizada de manera paralela en ocho estados del sur del país.

De acuerdo con la Oficina del Investigaciones Estatal (SBI) en Carolina del Norte, Juan Alberto Juárez Saravia, de 35 años, se encuentra bajo custodia en el condado Durham, acusado de varios cargos de explotación sexual de menores.

Saravia, según el SBI, trabajaba como un pastor viajante en el área de Durham y admitió haber utilizado una cuenta ficticia de Facebook para seducir a una niña de 14 años de Virginia, y convencerla de producir y enviarle videos sexualmente explícitos.

El salvadoreño, quien se encontraba en el país sin autorización legal, está detenido en la cárcel del condado Durham acusado de los delitos de explotación sexual de un menor en primer grado, explotación de un menor en segundo grado y libertades indecentes con un menor.

Se le fijó una fianza de 750,000 dólares.

El SBI informó que la investigación del caso continua, debido a que las evidencias indican que podría haber más menores que fueron víctimas de Saravia y que muchas de ellas podrían ser indocumentadas, por lo tanto, menos dispuestas a reportar los crímenes cometidos en su contra.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) también está investigando el caso de Saravia para determinar si éste había sido deportado previamente, según indicó el SBI.

Saravia es uno de los 76 arrestados durante la operación “Impacto Sureño II”, efectuada por 222 agencias del orden estatales y federales en los estados de Alabama, Florida, Georgia, Maryland, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia y West Virginia.

La operación, según informó el SBI, se inició hace cuatro meses y culminó hace dos días. El énfasis principal fue capturar a quienes poseen o distribuyen pornografía infantil y a aquellos que explotan sexualmente a menores utilizando la tecnología e internet.

Los 76 arrestados tienen entre 17 y 73 años y desempeñaban diversas ocupaciones Entre ellos figuran trabajadores postales, empleados de agencias sin fines de lucro, pastores, dueños de negocios, mecánicos, administradores de guarderías infantiles, trabajadores de la construcción e incluso magos.

La operación resultó en 136 órdenes de cateo que fueron ejecutadas en los ocho estados y en las que se incautó 1,255 dispositivos digitales, entre ellos 235 teléfonos celulares.

Fuente: Mundo Hispánico