La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) ha otorgado más de siete millones de dólares en subvenciones a cientos de escuelas estadounidenses en los últimos años, según un análisis de Associated Press (AP), y pocos han mostrado indicios de que seguirán el ejemplo de las empresas que están cortando lazos con el grupo después de la masacre del mes pasado en una escuela secundaria de Florida.

Se cree que el distrito escolar del condado Broward, en Florida, fue el primero en dejar de aceptar dinero de la NRA luego que un joven matara a 17 personas en una de sus escuelas el pasado 14 de febrero. El exalumno acusado en el tiroteo había estado en un equipo de una escuela de rifle que recibió fondos de la NRA.

Las escuelas públicas de Denver siguieron el ejemplo diciendo que rechazarán varias subvenciones de la NRA que se otorgarían este año, pero los funcionarios en muchos otros distritos dicen que no tienen planes de renunciar a ese dinero.

El análisis de AP sobre los registros de impuestos públicos de la Fundación de la NRA revela que alrededor de 500 escuelas recibieron más de 7.3 millones de dólares entre 2010 y 2016, principalmente a través de subsidios competitivos destinados a promover los deportes de tiro. Las subvenciones se destinaron a una amplia gama de programas escolares, incluidos los del Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva Junior del Ejército (JROTC, por sus siglas en inglés), equipos de rifle, cursos de seguridad de caza y clubes de agricultura.

“Todo lo que pienso de la NRA (es que) están proporcionando servicios educativos legítimos”, dijo Billy Townsend, un miembro de la junta escolar en el distrito del condado Polk, en Florida, cuyos programas de JROTC recibieron 33,000 dólares, principalmente para comprar rifles de aire comprimido. “Si la NRA quisiera proporcionar rifles de aire para nuestra gente de JROTC en el futuro, no tendría ningún problema con eso”.

Los subsidios otorgados a las escuelas son solo una pequeña parte de los 61 millones de dólares que la Fundación de la NRA ha otorgado a una variedad de grupos locales desde 2010. Pero ha crecido rápidamente, casi cuadruplicándose desde 2010 hasta 2014, en lo que algunos oponentes dicen que es un velado intento por reclutar a la próxima generación de miembros de la NRA.

El distrito escolar del condado Broward -donde ocurrió la masacre del 14 de febrero- anunció que ya no aceptaría las subvenciones de la NRA, luego que más de una docena de grandes empresas se separaron del grupo en las últimas semanas. Firmas como Delta Air Lines, MetLife Insurance y Hertz Car Agency han dicho que ya no ofrecerán descuentos a los miembros de la NRA.

Los informes anuales del grupo a favor de las armas señalan que su programa de subsidios se inició en 1992 y recauda dinero a través de las secciones locales de Amigos de NRA. Indica que la mitad de los ingresos de los recaudadores de fondos locales se destinan a subvenciones locales y la otra mitad a la organización nacional. Los registros de impuestos muestran que aproximadamente 19 millones de dólares en subvenciones fueron destinadas a la sede central del grupo en Virginia, en 2015 y en 2016.

Además de las escuelas, otros destinatarios típicos incluyen grupos 4-H, que han recibido 12.2 millones de dólares desde 2010, tropas y consejos de Boy Scouts, que recibieron 4 millones, y clubes de armas privados. En general, aproximadamente la mitad de las subvenciones se destinan a programas dirigidos a los jóvenes.

Fuente: Mundo Hispánico