Un hombre de la ciudad de Nueva York fue arrestado el jueves y acusado de sofocar a una anciana con la que compartía apartamento debido a que roncaba muy fuerte, dijo la policía.

Enrique Leyva, de 47 años, también había sido por los últimos tres años el cuidador de la víctima, Verónica Ivins, de 92 años, dijeron vecinos de la pareja en el vecindario de SoHo, según reportó el New York Post.

El periódico reportó que fue el mismo Leyva quien marcó al 911 y confesó a la operadora que había asesinado a Ivins. Oficiales del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) respondieron a la llamada y encontraron a la víctima semiconsciente en su cama.

Posteriormente fue pronunciada muerta en el New York-Presbyterian Hospital. Según fuentes policiales consultadas por el Post, Leyva admitió que puso una almohada sobre la cara de Ivin y que, posteriormente, la estranguló.

Brooklyn Lastra, un vecino de Leyva, dijo al canal WPIX que Leyva se mudó con Ivins cuando la hija mayor de la mujer estaba muriendo de cáncer.

“Parecía que se logró colarse en el apartamento porque ella no tenía a nadie más y no quería estar sola”, dijo Lastra a la estación de noticias. “Cuando la hija falleció, desafortunadamente, se quedó de forma permanente”.

El Post reportó que los vecinos dijeron que notaron que el una vez apartamento normal y limpio comenzó a deteriorarse al punto que se les cortó el servicio de gas y los ratones y las cucarachas comenzaron a infestarlo. Agregaron que habían escuchado a la pareja discutir fuertemente con frecuencia.

Varios vecinos dijeron que llamaron a las autoridades, incluyendo a los Servicios de Protección de Adultos Mayores, para reportar posible abuso o negligencia.

Lastrá describió a Ivins como una mujer activa a la que le gustaba viajar, jugar bingo y hacer actividades diarias antes de que Leyva se mudara con ella.

Fuente: Mundo Hispánico