La Cámara de Representantes de Florida aprobó un proyecto de ley de seguridad escolar que incluye nuevas restricciones en la venta de rifles y un programa para armar a algunos profesores.

La medida fue avalada con 67 votos a favor y 50 en contra y surge como respuesta a la masacre del 14 de febrero en una escuela que terminó con 17 personas muertas, la mayoría estudiantes.

La votación tuvo una mezcla de demócratas y republicanos que se mostraron a favor y en contra. Incluso aquellos que la avalaron dijeron que algunos aspectos del proyecto no les agradaban.

La ley también establece nuevos programas de salud mental para las escuelas y provisiones para mantener lejos de las armas a quienes den señales de enfermedades mentales o comportamiento violento.

Fuente: Mundo Hispánico