Un hombre de Texas enfrenta cargos por asesinato capital y secuestro agravado, entre otros, luego de apuñalar a una mujer hasta la muerte y llevarse a su hijo de 3 años, informaron las autoridades.

La orden de arresto de Lucio Camacho indica que confesó haber apuñalado a Petra Oralia Granados de Flores 23 veces en la garganta, el pecho y la cabeza hasta causarle la muerte, mientras el menor permanecía a solo unos metros de distancia.

Camacho, de 46 años, tomó el cuerpo de la víctima y lo subió a su camioneta, junto con el niño, con la intención de llevarlo a México con su familia, de acuerdo con la declaración que obtuvo la oficina del alguacil del condado Bailey, reportó KCBD 11.

El intento de escape de Camacho condujo a una persecución policiaca por varios condados de Texas, la cual concluyó en Southeast Lubbock, donde la oficina del alguacil local finalmente detuvo al sospechoso.

Antes, Camacho se detuvo en la Institución Correccional Giles W. Dalby del condado Post, donde atacó a un oficial para tratar de robarle su arma, reporte que recibió la oficina del alguacil del Condado Garza.

Granados de Flores, de 44 años, fue encontrada muerta en el vehículo de Camacho junto con el niño de 3 años, que resultó ileso y fue entregado a los Servicios de Protección Infantil de Texas.

Camacho está acusado de asesinato capital, secuestro agravado, poner a un niño en peligro inminente, fugarse en un vehículo y resistirse al arresto. La investigación sigue en curso y al detenido se le impuso una fianza de 40,000 dólares.

Fuente: Mundo Hispánico