Líderes políticos y empresariales en Cincinnati se muestran a la ofensiva con el objetivo de obtener un nuevo equipo en la MLS. En otra ciudad de Ohio, nada menos que la capital Columbus, los hinchas de otro club están en cambio a la defensiva.

En unos cuantos años, Ohio podría tener dos equipos de la MLS. O sólo uno. O ninguno.

El plan de crecimiento de la liga a 22 años se trastocó en octubre, cuando el dueño del Crew de Columbus, uno de los 10 clubes fundadores de la liga, anunció que buscaría mudar el equipo a Austin, Texas.