Un hombre de 63 años fue condenado a purgar casi tres décadas en prisión por haber tratado de abusar de la amiga de su esposa.

Las autoridades del condado de Gwinnett (Georgia) lograron probar que John Thomas Johnson agredió sexualmente a una mujer que tomó más de la cuenta en su casa.

John Johnson (Sheriff de Gwinnett)

El incidente ocurrió en mayo de 2016, pero apenas la semana pasada se llevó a cabo el juicio contra el imputado.

En esa audiencia, la Fiscalía demostró que la víctima se sintió mal al beber demasiado y la llevaron a una de las habitaciones para que descansara.

Luego la esposa de Johnson salió del hogar, lo que este aprovechó para tratar de violar a la mujer.

La mujer logró levantarse y salir de la habitación para pedir ayuda.

Johnson fue condenado a 26 años en prisión sin posibilidad de salir bajo libertad condicional.

El juez a cargo del caso determinó, además, que deberá permanecer registrado de por vida como un agresor sexual.

Fuente: Mundo Hispánico